Cómo afecta la covid-19 al sistema gastrointestinal



Jaclin Campos
Santo Domingo, RD
Además del sistema respiratorio, la co­vid-19 afecta al sis­tema gastrointesti­nal. Junto a la fiebre, tos seca y difi­cultad respiratoria (o incluso an­tes de estas), los síntomas inicia­les de la enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2 incluyen problemas gastrointes­tinales.

Lo confirman estudios retros­pectivos de Wuhan, China (epi­centro inicial de la pandemia), y de otros países, según informa Norma Marlene Pérez Figueroa, presidente de la Sociedad Do­minicana de Gastroenterología (Sodogastro).

“Los síntomas gastrointestina­les pueden ser la primera mani­festación de co­vid-19, sin em­bargo, existe controversia sobre si estos reflejan un mejor o peor pronóstico”, expresa la gastroente­róloga hepatóloga.

Pérez Figueroa cita una revi­sión de 15 estudios con datos de 2,800 pacientes y con tasas de sín­tomas gastrointestinales que osci­laban entre el 3 % y el 39.6 %.

Los síntomas más comunes fueron diarrea (7.5 %), náuseas (4.5 %), anorexia (4.4 %), vómi­tos (1.3 %), dolor abdominal (0.5 %), eructos y reflujo (0.3 %).

¿Cuál es la relación?
Si se trata de una infección respiratoria, ¿cómo y por qué se presentan síntomas gastrointes­tinales?

“El epitelio gastrointestinal es una diana potencial para el vi­rus”, contesta Pérez Figueroa.

Para entrar a las células del or­ganismo, el virus SARS-CoV-2 emplea como receptor una enzi­ma (la convertidora de angioten­sina 2, también conocida por sus siglas inglesas ACE2) que tiene una alta expresión en el sistema gastrointestinal, específicamente en el intestino delgado y el colon.

La especialista comenta que la coexistencia de manifestaciones gastrointestinales y respiratorias podría implicar mayor gravedad de la enfermedad.

Lo anterior se debe a la presen­cia de datos clínicos, analíticos y radiológicos de gravedad, y a la mayor necesidad de ventilación mecánica en comparación con pacientes con síntomas exclusiva­mente respiratorios.

Transmisión por heces fecales
Cerca de la mitad de los pa­cientes con la covid-19 tiene virus detectable en sus heces, pero has­ta ahora no hay evidencia de que exista transmisión fecal-oral.

“No obstante, la prevención de la transmisión fecal-oral debe to­marse en cuenta para controlar la propagación del virus”, aconseja Pérez Figueroa.

Recomienda el lavado bac­tericida completo de la taza del inodoro que usa el paciente, así como una limpieza de las superfi­cies y los cepillos de dientes.

Mantener el inodoro cerrado cuando no está en uso también es importante para prevenir la transmisión de desechos fecales-orales de las heces.
Share on Google Plus

Sobre Delmomento.Net

Esta es una breve descripción en el bloque de autor sobre el autor. Modificarlo mediante la introducción de texto en el campo " Información biográfica " en el panel de administración de usuario

0 comentarios :

Publicar un comentario