ATENCIÓN: Ecuador reedita debate sobre rol de FM



WASHINGTON (AP) — La decisión del presidente Lenín Moreno de desistir de reformas económicas sumamente impopulares respaldadas por el Fondo Monetario Internacional reedita un viejo debate sobre el rol de ese organismo en América Latina.

Las instituciones con sede en Washington se mantuvieron prácticamente en silencio durante los 10 días que manifestantes paralizaron a la nación sudamericana en protestas contra un importante alza a los precios de los combustibles.

El FMI rehusó efectuar comentarios el lunes, un día antes de presentar su pronóstico global de crecimiento económico como parte de la reunión otoñal que celebrará esta semana en la capital estadounidense.

Por su parte, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos se disponía a celebrar una sesión extraordinaria la tarde del martes para recibir al canciller ecuatoriano José Valencia.



El canciller someterá a consideración de los países miembros de la OEA un proyecto de declaración, en la que OEA respalda la decisión de Moreno de derogar el decreto, condena los actos de violencia en los últimos días y rechaza acciones destinadas a desestabilizar al gobierno y “cualquier interferencia extranjera”.

El secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, se pronunció la semana pasada condenando el destrozo y saqueo de bienes públicos y el secuestro de policías y militares, y al mismo tiempo llamó al gobierno ecuatoriano a garantizar los derechos a la libertad de expresión y a la protesta pacífica.

También exhortó a los actores políticos a respetar el término constitucional por el que fue electo el presidente Moreno.

Sectores izquierdistas acusan al Fondo de impulsar ajustes draconianos en los países sin darle importancia al impacto en los grupos más vulnerables de la población.

Y el Fondo ha buscado recientemente acoger esas críticas. El préstamo por 57.000 millones de dólares que acordó el año pasado con Argentina incluyó medidas para proteger a ciertos grupos de los recortes, los cuales no impidieron que el candidato opositor Alberto Fernández luzca favorito para impedir la reelección de Mauricio Macri a fines de este mes.

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, señaló que los ajustes recetados por el FMI suelen ser necesarios pero advirtió que “hay que medir las consecuencias políticas y hay que priorizar la gobernabilidad del país. Si es un país que con las medidas aplicadas se convierte en país ingobernable, no es un éxito”.
Share on Google Plus

Sobre Delmomento.Net

Esta es una breve descripción en el bloque de autor sobre el autor. Modificarlo mediante la introducción de texto en el campo " Información biográfica " en el panel de administración de usuario

0 comentarios :

Publicar un comentario