Cardiólogo Pedro Ureña temió por su vida y la de sus compañeros



Doris Pantaleón
Santo Domingo
Indignación es el sentimiento que más afectaba al reconocido cardiólogo Pedro Ureña y que aún le persiste al recordar lo que que vivió el pasado sábado cuando fue retenido junto a siete compañeros, entre ellos tres médicos, por dos horas y media en la zona fronteriza por un grupo de haitianos.
Dice que aunque por momentos temió por su vida y la de sus amigos, lo que más sentía era indignación. “Sí te puedo decir que lo que yo más sentía era indignación, estaba completamente indignado por la falta de protección, tener una turba de extranjeros atacándome en mi país y tener unos militares ahí y no poder hacer nada. Indignación es la palabra que más puedo decirte de lo que sentí y así me siento todavía”, señaló.
Así lo confesó el doctor Ureña a Listín Diario al narrar la experiencia que vivió el pasado sábado junto a otros tres doctores y otros amigos, entre ellos empresarios, cuando fueron interceptados  en la carretera Internacional y secuestrados por varias horas por una turba de decenas de haitianos armados con cuchillos, machetes y punzones.
Dijo que por momentos sintió temor, porque se trataba de una turba y en todo momento la situación estuvo muy caldeada. “Era una turba y las turbas se van dando ánimo entre sí, aunque algunos mayores calmaban a los más jóvenes, sí se sentía que en cualquier momento podía pasar una desgracia, estábamos todos tensos”, explicó el especialista de la cardiología.
Agregó que él tiene acceso a los medios y puede denunciar, pero piensa en todos esos dominicanos que estaban retenidos ahí, que le dijeron que eso pasa a cada rato, que le quitan los motores y lo poco que producen, sin tener consecuencias.
Dijo que, “ese tipo  de recorrido lo hacen con frecuencia y con gusto, porque adora su país, y con ello contribuimos, porque nosotros vamos a gastar dinero, hacemos fotos y las subimos a las redes para que la gente visite, pero con esto, lo que se te dice es que no puedes pasar por la frontera porque no hay ninguna autoridad; porque si con las autoridades en frente puede pasar esto, imagínate lo que puede ocurrir”.
Dijo que se trata de un grupo de amigos que realizan recorridos por el país en motocicletas y que “ocurrió  del lado completamente dominicano, y había incluso dos militares que no hicieron absolutamente nada, nosotros le preguntamos que por qué no actuaron y nos dijeron que no podían hacer nada ante esa situación”, dijo.
Share on Google Plus

Sobre Bryan Delmomento

Esta es una breve descripción en el bloque de autor sobre el autor. Modificarlo mediante la introducción de texto en el campo " Información biográfica " en el panel de administración de usuario

0 comentarios :

Publicar un comentario