Iglesia procede contra un cura acusado de violación



Dalton Herrera
Monte Plata
Gran parte de la comunidad cabecera de esta provincia se siente consternada por el apresamiento del párroco José Rosario González, quien está señalado de presuntamente cometer abuso sexual en contra de una menor de edad.

Marina Jiménez, residente de este lugar, dijo sentirse incrédula ante la noticia ya que consideraba a Rosario González como un “hombre de Dios” que solo ayudaba a la gente en la Parroquia La Candelaria, ubicada en el municipio Sabana Grande de Boyá, donde siempre oficiaba misas.

“Estamos sorprendidos. Uno veía a ese hombre y nunca se lo hubiera imaginado”, expresó la señora.

Mientras que Junior Solís, también morador de ese municipio, aseguró que en principio no creía que el sacerdote pudiera estar involucrado en un hecho de esa naturaleza ya que siempre se le veía ayudando a los más necesitados. 

“Como dicen por ahí, caras vemos pero corazones no sabemos”, dijo Solís, quien se dedica al servicio de motoconcho.

No obstante, el párroco estaba siendo investigado por la iglesia Católica desde mayo de este año tras estos ser informados de que él mantenía “vínculos indebidos” con una menor de edad, por lo que dispuso una suspensión cautelar del sacerdote en lo que avanzan las investigaciones.

“El 15 de mayo de 2018 se decidió comunicar la situación a los padres de la menor y en la misma fecha a la Procuraduría General de la República, con los fines de que se procediera con todas y cada una de las medidas pertinentes y de lugar sobre las personas que se entendiera”, describió el Arzobispado de Santo Domingo.

De su parte, el procurador de Monte Plata, Guillermo Leyba Moreno, afirmó que hoy presentaría el expediente acusatorio en contra de Rosario González, quien se encuentra detenido en el destacamento de Monte Plata, a espera de que se le conozca la medida de coerción.

Aclaran confusión
El sacerdote de la principal parroquia de Sabana Grande de Boyá, Confesor Reyes, había aclarado ayer en la tarde al periódico HOY que él no es quien está involucrado en ninguna presunta violación a una menor de edad como trascendió en algunos medios, ni tampoco es de esa parroquia el sacerdote suspendido por los señalamientos del Ministerio Público. 

(+)
LOS DESVÍOS DE LOS “HOMBRES DE DIOS”
El 8 de agosto de 2017, el sacerdote Elvin Taveras Durán fue acusado de asesinar a Fernelis Carrión Saviñón, de 16 años de edad, supuestamente porque este delataría una doble vida que llevaba.

Taveras era considerado como un hombre de confianza para la familia, al punto de que la abuela de la víctima, solo identificada como Ana, se encargaba de lavar y planchar su ropa. Carrión había salido de su vivienda en el sector Villa Marina, para supuestamente reunirse con el sacerdote y ese fue el último día en que sus familiares lo vieron.

El padre del niño había denunciado que su hijo era violado por el sacerdote. Y Fernelis, quien también era monaguillo en la misma parroquia en que Taveras era cura, fue encontrado muerto cerca de Sabana Grande de Boyá, en la carretera que comunica a Villa Mella con la provincia Monte Plata.

Share on Google Plus

Sobre Bryan Delmomento

Esta es una breve descripción en el bloque de autor sobre el autor. Modificarlo mediante la introducción de texto en el campo " Información biográfica " en el panel de administración de usuario

0 comentarios :

Publicar un comentario