Hay preocupación entre quienes viven a orillas del Ozama e Isabela



Santiago Benjamín de la Cruz
Santo Domingo
El temor de los residentes en zonas vulnerables de la capital aumenta cada día por la amenaza que representa el huracán Irma para el país.
Las familias que viven a orillas de los ríos Ozama e Isabela afirmaron ayer, que ante la posible llegada del huracán Irma al país, las autoridades todavía no han hecho nada por ellos.
La secretaria de la Junta de Vecinos de La Zurza, Dominga Antonia Vargas, manifestó que está a la espera de que las autoridades se presenten a la zona para que los ayuden.
“Por aquí no ha pasado absolutamente nadie. Es un ciclón de categoría cinco y ellos tienen que hacer algo con nosotros, porque esta es una parte muy vulnerable”, expresó.
Dijo que las casitas en esa zona se están cayendo, por lo que no se imagina si el huracán pasa por el país lo que podría provocar. “Si ese huracán nos sorprende de la manera en la que estamos ahora, vamos a perder todo, incluso vidas, porque solo con brisas las casas se ven afectadas”, indicó.
Precisó que no se están preparando de ninguna manera, porque no tienen recursos. “Nosotros no tenemos ni fundas plásticas para ir guardando algunas cosas”.
Ayer, a la una de la tarde, la dirigente comunitaria comenzó a visitar las casas de los vecinos para reunir la mayor cantidad de personas y presentarse antes del jueves ante las autoridades.
Vargas, quien tiene siete años viviendo a orillas del río Isabela, expresó que con simples lluvias el río crece y se ven obligados a salir.
“Las casas se han tapado. Se nos han dañado casi todos los enseres de la casa”, aseguró.
Dijo que cuando ocurrió el último huracán las autoridades se presentaron al lugar, pero fue cuando ya estaban inundados.
“Nosotros salimos solos. Nos apoyamos uno con otros. Y los que estábamos más afectados tuvimos que dormir en la calle con una lona”, manifestó.
Indicó que en varias ocasiones las autoridades han dicho que los sacarán de las orillas del río Isabela, pero todo se queda en promesas.
Hace dos años, según dijo, se llevaron a unas 27 personas a unos apartamentos, “y nos aseguraron que en los próximos meses se llevarían a los demás, y todavía estamos esperando”.
Adelina de León, quien tiene ocho años viviendo a orillas del río Isabela, aseguró también que hasta ayer ninguna autoridad se había presentado para ofrecer ayudas, y que le preocupa grandemente que ellos no tengan condiciones para protegerse solos.
Share on Google Plus

Sobre Bryan Delmomento

Esta es una breve descripción en el bloque de autor sobre el autor. Modificarlo mediante la introducción de texto en el campo " Información biográfica " en el panel de administración de usuario

0 comentarios :

Publicar un comentario