Vecinos dicen clínica es ‘un matadero de niños’

AFIRMAN QUE EL DUEÑO, LOS MÉDICOS Y EMPLEADOS TIENEN CULPA DE LO OCURRIDO EN EL CENTRO


Dalton Herrera
Santo Domingo
Vecinos de Villa Consuelo afirman que el Centro Médico Nacional, inspeccionado el viernes pasado mediante una acción de allanamiento tras denuncias de presuntas  prácticas de abortos, operaba como “un auténtico matadero de niños”.
Esta versión proviene de residentes en la zona, quienes confiesan que se sentían alarmados por la cantidad de jóvenes embarazadas, de hasta cinco meses, que optaban por abortar sus fetos en el centro propiedad de Agustín Hung Guillén, de 67 años, apresado por el caso, junto a su esposa, Aravelis Josefina Méndez Méndez, de 31 años, y Rafael Delgado Quezada, otro médico que, alegadamente, practicaba abortos. 
“Esa clínica tiene décadas matando a niños y nadie hace nada; el sanguinario del doctor Guillén vivía de la muerte de esos inocentes; pero peor son las mujeres que se sacaban los hijos, la mayoría eran menores de edad; muchas fueron hasta cinco veces para que le sacaran los niños. Eso llora ante la presencia de Dios”, exclamó Andrés Castro, morador del sector.
Agregó que, en una ocasión, los vecinos  descubrieron un feto en una cubeta llena de agua cerca del centro, lo que provocó la indignación del vecindario entero. “En ese momento protestamos en contra de ese matadero y se lo cerraron, pero luego que se olvidó el tema, él volvió a abrirlo, como si nada hubiera pasado”, señaló Castro.
El viernes pasado, la Policía Nacional y el Ministerio Público apresaron a una adolescente de 17 años, cuyo nombre se omite por razones legales, quien se encuentra recibiendo atenciones médicas en el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina, y una mujer, de 29. 
En el operativo realizado en el Centro Médico Nacional, ubicado en la calle Teniente Amado García No. 146, esquina Abreu, del sector Villa Consuelo, también fueron apresados la secretaria Zuleica Méndez, de 21; la enfermera Zoila Polanco Canelo, de 57; la cocinera Omeris Arroyo Rosa, de 39, y el empleado y chofer del centro, Cecilio Pérez Liriano, de 59. Los allanamientos se producen luego de que la semana pasada fueron encontrados seis fetos dentro de una funda negra en la Autopista San Isidro, en Santo Domingo Este, el pasado lunes 18 de este mes.
“Ese Guillén es un asesino, no deberían soltarlo; desde el chofer hasta los doctores, todos son culpables”, manifestó Ezequiel Pérez, también residente en el sector.
La intervención en el centro de salud se produjo luego de que informes de inteligencia, llevados a cabo por la Policía Nacional, en el sentido de que supuestamente los fetos antes mencionados, habrían sido sacados de dicho lugar.
Según la inteligencia, para tales fines se utilizó la camioneta marca Nissan Frontier SL 4X4, color negra, año 2003, placa L266036, la cual al ser depurada figura a nombre del doctor Agustín Hung Guillén. Al momento de los apresamientos fueron ocupados el citado vehículo y la jeepeta marca Explorer, año 2004, placa No. G021092, propiedad del doctor Delgado Quezada.
listin diario 
Share on Google Plus

Sobre Bryan Delmomento

Esta es una breve descripción en el bloque de autor sobre el autor. Modificarlo mediante la introducción de texto en el campo " Información biográfica " en el panel de administración de usuario

0 comentarios :

Publicar un comentario