Sectores están de acuerdo se coloque brazalete electrónico



Santo Domingo
La colocación del brazalete electrónico que comenzó a aplicarse ayer por primera vez en el país, con el abogado Renzo Hilario, acusado de falsificar una sentencia, podría también implementarse con los acusados de violencia de género por entender que es más efectivo que las órdenes de alojamiento.
Con ese planteamiento coinciden el presidente del Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), Miguel Surun Hernández; el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños Guzmán, y el director general de prisiones, general Tomás Holguín La Paz.
Se recuerda que el juez de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, impuso tres meses de arresto domiciliario y el uso de un brazalete electrónico como medida de coerción al abogado Renzo Hilario, acusado de falsificar una orden de libertad para favorecer a Nelson Cabral Veras, implicado en el fraude cometido en el Banco Peravia.
En el caso de la violencia de género entienden que sería muy importante la colocación del brazalete electrónico porque vendría a fortalecer las órdenes de alojamiento, ya que la misma lo que tiene es un efecto prácticamente técnico.
Sostienen que no hay ningún control sobre una persona que se le dicte una orden de alojamiento, ya que de qué forma se podría evitar que esa persona se acerque a la víctima.
Empero, aducen que con un brazalete o localizador electrónico es más efectivo, porque se puede circunscribir su movimiento a la jurisdicción que corresponda y cuando esa persona sale de esa jurisdicción ahí mismo suena la voz de alarma para que las autoridades sepan que violó el límite que le impuso un tribunal mediante resolución.
Aducen que la otra modalidad que también se contempla es colocar un brazalete a la víctima de manera que si ésta se acercara sin darse cuenta donde esté el imputado también se active la alarma; y si hay un programa de protección de víctima, entonces el Estado cuando una víctima está en peligro es el que debería asumir ese costo.
Señalan que cuando una víctima está en situación de peligro de la misma manera que se le da un lugar de acogida, también podría costearle la colocación de un brazalete electrónico de manera que haya un mayor control entre el imputado y esa víctima.
La colocación del brazalete electrónico tiene un fundamento legal que está establecido en el artículo 226 del Código Procesal Penal,
listin diario 

Share on Google Plus

Sobre Bryan Delmomento

Esta es una breve descripción en el bloque de autor sobre el autor. Modificarlo mediante la introducción de texto en el campo " Información biográfica " en el panel de administración de usuario

0 comentarios :

Publicar un comentario