Gilberto García De los pocos que cumple el ciclo de atleta, técnico entrenador, dirigente y presidente de su federación



Santo Domingo
Qué duro es comenzar de cero. Desde niño, no ha sido fácil luchar desde la más baja pobreza para alcanzar la meta de ser un ciudadano ejemplar, capaz de superarse con el paso de los años, a costa de trabajo, de mucho trabajo y sacrificios.
Gilberto Antonio García Piña, hoy con dos licenciaturas (contabilidad y en educación física) ha tenido que luchar duro para  exhibir dos títulos, el rango de mayor de la Fuerza Aérea de la República Dominicana y presidente de la Federación Dominicana de Judo.
Luego de 36 años de enfrentar situaciones diversas, incluso dejar el hogar para cumplir con compromisos de estudios y deportivos, hoy sienta la satisfacción de haber alcanzado casi la totalidad de los propósitos que se propuso.

García Piña es uno de dos únicos dirigentes deportivos en haberse iniciado en un deporte, cumplir el ciclo de atleta, pasar a ser técnico-entrenador, dirigente asociado hasta alcanzar la presidencia de su federación, la de judo.
“Me quedé con el sueño de ganar una medalla olímpica”, dice un tanto nostálgico García Piña, quien a los 18 años fue parte de la delegación dominicana que asistió a los Juegos Olímpicos de Corea, Japón en el año 1988. Cuatro año después también estuvo en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.
Pero ese sueño no le ha causado ninguna frustración para seguir trabajando y ganando peldaños en su vida, porque ha entendido que para esos años se necesitaba más que el deseo de competir. “Me di cuenta de que esa medalla tendría que venir de un respaldo que nunca tuve, un respaldo para alcanzar los conocimientos, práctica y fogueos para un evento de ese nivel”, cuenta el tercero de siete hermanos nacidos del matrimonio ente Mercedes Dolores Piña y Luis Disney García, todos oriundos de San Juan de la Maguana.
García Piña, quien trabaja en el departamento Solidaridad Olímpica del Comité Olímpico Dominicano, es de esos que llegan a un deporte para quedarse. Hacen carrera en un deporte y quedan atrapados por la pasión de su vida. En este caso, el judo.

“Siento una gran satisfacción por haber conocido el judo, porque a este deporte agradezco mi formación. Ahí hay un gran nivel de formación”, exclama con orgullo.
Elogia sin cesar los atributos que tiene el deporte en la formación de una persona, pero al referirse al judo afirma que “es el deporte más formativo que tiene el mundo”.
Sus inicio
García Piña se inició en el deporte jugando béisbol como casi todo dominicano.
Una de esas tardes libres, él junto a otros dos jovencitos (José Cedano y Soviesky Mateo se fueron al liceo Pedro Henríquez Ureña de su natal San Juan de la Maguana, donde se practicaba judo.
“Nos impresionó la cantidad de niño en la lona rellena de paja de arroz” bajo la dirección de Alejandro Mateo y Bolívar Calderón (Nin). Desde aquella tarde iban todas las tardes hasta que ingresaron a las prácticas. De los tres, sólo Gilberto quedó practicando judo, según relata.
Pero él no era el más afortunado. En más de una ocasión el profesor Nin Calderón le pidió que se saliera de las clases porque no asimilaba las técnicas al principio, pero Alejandro Mateo, el otro profesor le replicó que lo dejara, que él se encargaría y así sucedió.
“Todo comenzó a cambiar favorablemente hasta convertirme en uno de los alumnos con mejore técnicas y a los 15 años me convertí en el segundo atleta nativo de San Juan de la Maguana en salir a un evento internacional”, relata García Piña. El primero fue José Sención. En esa oportunidad García Piña fue al Panamericano Juvenil celebrado en México y llegó a disputar el bronce con el representante de Estados Unidos y perdió.

Lauros: García Piña tuvo una dilatada vida atlética
Fue campeóñon nacional de la categoría de 120 libras 15-16 años durante el período 1985 y 1986. En 1986 fue campeón nacional de la categoría abierta y parte de la preselección nacional con miras a los XV juegos Centroamericanos y del Caribe Santiago 1986; en 1987 fue monarca de los 60 kilogramos.
Asimismo, en los Campeonatos Centroamericanos y del Caribe de 1988 fue ganador de medalla de bronce en la división de los 60 kilogramos; ganó medalla de plata en los Campeonatos Centroamericanos y del Caribe efectuados en Venezuela en 1988.
Con apenas 18 años fue parte de la delegación que asistió a los Juegos Olímpicos de Corea en 1988; ganador de medalla de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en México; en 1992 estuvo en la delegación que fue a los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona, España.
Ya para los Juegos Olímpicos de 2004, en Atenas, estaba como entrenador del equipo nacional de Judo; lo mismo fue para los Juegos Olímpicos de Beijing, China 2008 y en el 2012 fue a las olimpíadas de Londres como entrenador y parte de la Jefatura de Misión.

Gilberto, el entrenador
García Piña tuvo una dilatada carrera como entrenador, a lo que dice nunca renuncia, porque es una parte importante en la formación del atleta como ciudadano.
Desde el año 2000 a 2012 dirigió el equipo nacional de judo. En el año 2002, ganó 13 medallas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de El Salvador; en ese mismo evento, pero en Cartagena, Colombia, conquistó 11 preseas, sólo detrás de Cuba; en los Juegos de Mayaguez 2010 alcanzó diez preseas.
En los Juegos Panamericanos celebrados aquí en 2003 condujo al equipo nacional a ganar dos medallas y sumó otras dos en los Panamericanos de Río de Janeiro, Brasil en 2007.
Presidente de Fedojudo
Alcanzó la presidencia de la Federación Dominicana de Judo el 19 de diciembre de 2012, relevando en esa posición a Dulce María Piña, otra dilatada atleta del judo y nativa de San Juan.
El año 2006 es el encargado del equipo de judo de la Fuerza Aérea.a la que ingresó en 1987.
Hoy ostenta el rango de mayor. “La Fuerza Aérea ha sido un gran soporte para mi desarrollo personal y profesional”, refiere García para añadir que con el salario que inició ganando en esa institución era que soportaba sus estudios universitarios en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.
Es por eso que proclama que “el deporte es una herramienta que si sabemos usarla te da muchas oportunidades y satisfacciones”.
Gilberto repite una y otra vez que “soy lo que soy por el judo” donde he construido grandes amigos, una familia maravillosa, me hice profesional en dos ramas, por el judo tengo mi casa, “en fin, todo se lo debo al judo”.
Como técnico especializado, recomienda el deporte como “herramienta para formar y dar salud”. “Si tuviéramos mas de lleno en el deporte, habría menos presos, mayor nivel de salud y una sociedad más sana”.
DE ÉL
Nació 

24 de enero 1969
Lugar                          
San Juan de la Maguana
Madre
Mercedes Dolores Piña (Fallecida)
Padre
Luis Disney García (Fallecido)
Hermanos
Rudisney (fallecido), Elvis, Eddy, Eomigdio, Disneyda y José Luis.
Esposa
Johanny Muñoz
Hijos
Deiny Gilberto, Mabel, Gilainy y Mayelin.
Est. Primarios
colegio Wenceslao Ramírez Nieto
Secundarios
Liceo Pedro Henríquez Ureña
Universitario
Univ. Católica Madre y Maestra
Graduado de Licenciado en Contabilidad
Estudios 
Instituto de Formación Docente Salomé Ureña
Graduado de Licenciado en Educación Física
Cursos realizados
Ciencias Aplicadas al Deporte en Barcelona, España, Administración Deportiva, Memo Avanzado de Solidaridad Olímpica.
Share on Google Plus

Sobre Bryan Delmomento

Esta es una breve descripción en el bloque de autor sobre el autor. Modificarlo mediante la introducción de texto en el campo " Información biográfica " en el panel de administración de usuario

0 comentarios :

Publicar un comentario