Cincuenta asesinados en tres horas de terror



Orlando, Florida
La matanza perpetrada en un club homosexual de Orlando (EEUU) la madrugada de ayer por un hombre armado, se cobró la vida de 50 personas, treinta más de lo informado al inicio, y la cifra puede aumentar, pues algunos de los 53 heridos se encuentran en “estado crítico”, informaron ayer las autoridades.
Autoridades políticas, de la policía local y de la policía de investigaciones (FBI), responsables de un hospital y un líder de la comunidad musulmana, entre otros, ofrecieron una rueda de prensa para informar sobre la matanza que ha conmocionado a EEUU y especialmente a esta ciudad conocida por sus parques de atracciones.
La Noche Latina que se celebraba en el club Pulse este sábado se convirtió en un infierno a partir de las dos de la madrugada (06.00 GMT), cuando una persona armada con una pistola y un rifle de asalto empezó a disparar sobre los que estaban en este centro de diversión de la comunidad LGTB.
Lo ocurrido en el club Pulse es la peor matanza de la historia de EEUU provocada por tiroteos masivos, según el sitio web especializado Shootingtracker.com.
Además de informar de las nuevas cifras de víctimas, las autoridades no dieron muchos detalles sobre la marcha de la investigación, para no perjudicarla, y sobre el presunto autor de la matanza, identificado como Omar Mateen, según confirmó el congresista Alan Grayson, que visitó el lugar de los hechos.
Poco se sabe de Mateen, salvo que nació en 1968, era un estadounidense de origen afgano, residía en una localidad cercana a Orlando y falleció también en la discoteca Pulse.
Mateen murió en un enfrentamiento con la Policía, que entró al local para liberar a los rehenes que él había tomado después de disparar a diestra y siniestra.
Ejército Islámico
Por su parte, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió ayer la autoría de la matanza en un club gay de Orlando, informó la agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas.
“El ataque armado perpetrado contra un club nocturno de homosexuales en la ciudad de Orlando en el estado estadounidense de Florida (...) fue perpetrado por un combatiente del Estado Islámico”, señaló Amaq en un comunicado.
Uno de los asistentes a la Noche Latina en Pulse que logró escapar dijo a los canales de televisión que una ráfaga de disparos duró más de lo que duró la canción que sonaba en ese momento.
Otro testigo, este identificado como Christopher Hanson, explicó a medios locales que “parecía como una película de horror, totalmente irreal” y que vio “cuerpos cayendo a su alrededor mientras estaba pidiendo una bebida en el bar”.
El joven, que explicó que se cayó al suelo y se arrastró hasta el exterior del local, indicó que estaba disfrutando de la música latina y que estaba siendo una “gran noche” pero que en un segundo se convirtió en una “locura”.
El congresista Grayson indicó que no hay evidencias de que haya otras personas o grupos relacionados con este suceso, pero que el autor eligió deliberadamente el lugar.
El político dijo que agentes de Policía se han desplazado a la casa del sospechoso para recabar información de sus computadoras, escritos y mensajes en las redes sociales.
El jefe de la Policía de Orlando, John Mina, señaló que ahora están centrados en identificar a las víctimas y ponerse en contacto con sus familias, mientras que un representante del FBI pidió no poner en peligro la investigación.
Un médico del hospital donde fueron llevadas las víctimas afirmó que hay muchas personas en estado crítico y están operando a muchas de ellas, por lo que se necesita sangre para transfusiones. El médico instó a la población a hacer “ese regalo”.
En la discoteca Pulse, situada en el centro de Orlando, había ayer todavía numerosos vehículos de la policía, de bomberos y ambulancias.
Un robot para detectar y destruir explosivos inspeccionó una camioneta estacionada en el aparcamiento de la discoteca, pero no halló nada sospechoso.
El agente especial del FBI Ron Hopper pidió a las personas que acudieron al club y lo abandonaron antes de que se iniciara el tiroteo que se pongan en contacto con las autoridades para tener más detalles de los sucedido.
Hopper aseguró que no pueden clasificar este suceso todavía como un “crimen de odio o terrorista”.
La agencia federal indicó que no hay nuevas amenazas en la zona o en el país relacionadas con ese tiroteo.
Hispanos
Ayer se conocieron las identidades de siete de las 50 víctimas mortales. Se trata de los primeros identificados y cuyas familias ya fueron notificadas. Sus nombres son Edward Sotomayor Jr., Stanley Almodóvar III, Luis Omar Ocasio- Capo, Juan Ramón Guerrero, Eric Iván Ortiz-Rivera, Peter O. González-Cruz y Luis S. Vielma. La discoteca Pulse había organizado para este sábado una “Noche latina”, dedicada a ritmos como bachata y reguetón.
LA CONDENA DEL PRESIDENTE OBAMA
El presidente de EE.UU., Barack Obama, condenó ayer la “masacre horrible” cometida en una discoteca gay de Orlando y se convirtió en el tiroteo masivo “más letal” de la historia del país.
“Aunque aún es pronto en la investigación, sabemos lo suficiente para decir que esto fue un acto de terrorismo y un acto de odio”, afirmó Obama, visiblemente afectado, en una declaración televisada a la nación desde la Casa Blanca. “Y como americanos, estamos unidos en el dolor, la indignación y la determinación para defender a nuestra gente”, subrayó el mandatario, en un tono que reflejaba la gravedad de la peor matanza que sufre EEUU desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. En una alocución efectuada tras reunirse con el director del Buró Federal de Investigación (FBI), James Comey, y sus asesores en materia de seguridad nacional, Obama admitió que las autoridades desconocen aún “las motivaciones precisas del asesino”. “Todavía estamos conociendo los hechos”, insistió el Presidente, al confirmar que el FBI investiga la masacre como “un acto de terrorismo”. “Lo que está claro es que era una persona llena de odio. En los próximos días descubriremos por qué y cómo sucedió esto”, zanjó Obama, al remarcar que fue un día “especialmente doloroso” para la comunidad LGTB (homosexuales, lesbianas, transexuales y bisexuales).
El Presidente ha abogado en numerosas ocasiones por la aprobación de leyes que restrinjan el derecho a poseer y portar armas, contemplado en la Segunda Enmienda a la Constitución de Estados Unidos, si bien se topó siempre con la firme oposición del Congreso.
Como muestra de duelo, Obama ordenó hoy que las banderas ondeen a media asta en la Casa Blanca y en todos los edificios federales hasta el anochecer del 16 de junio “como señal de respeto por las víctimas del acto de odio y terrorismo” en el club de Orlando.  

Share on Google Plus

Sobre Bryan Delmomento

Esta es una breve descripción en el bloque de autor sobre el autor. Modificarlo mediante la introducción de texto en el campo " Información biográfica " en el panel de administración de usuario

0 comentarios :

Publicar un comentario